redes sociales
 
StumbleUpon!
 

navegacion links
 

Dieta para colon inflamado

El colon inflamado es una patología realmente molesta que reduce al paciente en su capacidad de acción, reduciéndolo a guardar reposo en los períodos más agudos de la enfermedad. Por lo general el colon inflamado se manifiesta por una susceptibilidad exacerbada de las reacciones del sistema intestinal. Las principales manifestaciones de este síndrome son la diarrea y el estreñimiento. El diagnóstico de colon inflamado tiene que ser llevado a cabo por un especialista, y nunca debemos empezar una dieta si no es por orden médica.

Tenemos que aclarar que no todos los pacientes con colon inflamado son iguales. Aunque la diarrea y el estreñimiento son los síntomas fundamentales de esta afección por lo general los mismos no se combinan igual en todos los sujetos. Las posibilidades son que el paciente presente o solo diarrea o solo estreñimiento, así como también que presente una fluctuación entre ambas patologías.

buenas dietas para colon inflamadoA nivel de la dieta para colon inflamado, uno de los consejos que los especialistas dan es que estos pacientes aumenten la ingesta de fibra. Esto se puede lograr de diferentes maneras. Una es el aumento de la ingesta de alimentos que contengan fibra como por ejemplo las verduras las frutas con piel y el pan integral.

Otra solución es utilizar suplementos de salvado de trigo. Por lo general se recomiendan entre 4 y 8 cucharadas soperas por día. Este suplemento se puede mezclar con el alimento si al paciente le resulta molesto tener que tomarlo solo de una cuchara. Más allá de esto existen ciertos medicamentos que el médico puede llegar a prescribir tras la consulta si nota que el paciente realmente lo necesita. A la hora de acudir a la consulta será importante poderle aportar al profesional la mayor cantidad de datos posibles acerca de la características del cuadro, de modo que el pueda contar con toda la información para tomar la mejor decisión en relación al tratamiento a seguir.

Los hábitos alimenticios

grafico de dietas para colon inflamadoMás allá de estas acciones específicas para combatir el colon inflamado, lo más importantes es concientizar los hábitos alimenticios, y modificar aquellos que puedan resultar nocivos o incrementar las posibilidades de padecer esta patología. En este sentido tenemos que decir que masticar bien antes de tragar es fundamental debido a que con esta acción estamos ayudando al organismo a digerir mejor los alimentos.

La frecuencia de las comidas es algo que también tiene que ser regulado. Por lo general se recomienda evitar las comidas copiosas, y comer en raciones pequeñas. Estas raciones pequeñas requieren un menor esfuerzo intestinal de digestión. Observar el desencadenamiento de los episodios también será una forma d prevenirlos en el futuro. Si observamos cuáles son los alimentos que nos provocan la reacción de colon inflamado podremos evitarlos o quitarlos de nuestra dieta reemplazándolos por otros. Las especias, el alcohol, la sopa en sobres, la tónica, los derivados lácteos, el cacao, las tortas, el queso, la bollería, el yogurt , el helado y la manteca son algunos alimentos que pueden provocar los síntomas mencionados más arriba.

Lógicamente no todos estos alimentos provocan síntomas en todos los pacientes con colon inflamado, por lo cual tendremos que saber identificar cuáles son los que nos afectan a nosotros. En el caso de que predomine la diarrea lo ideal será evitar los derivados de los lácteos, el café, el chocolate y el té. La leche vegetal (de almendras) es una buena opción para combatir estos síntomas. También tendrán que ser evitados los alimentos flatulentos o las bebidas como por ejemplo la cebolla, los puerros, los frutos secos, los alimentos en conserva, las habas, el col, el coliflor, las lentejas, etc. En caso de que predomine el estreñimiento será importante aumentar la ingesta de agua, llegando a tomar aproximadamente entre 1,5 y 2 litros de agua.

La organización también será fundamental para poder lidiar con el colon inflamado. Más allá de una buena dieta será importante mantener una regularidad en las comidas, las cuales se tendrán que efectuar siempre a la misma hora. También será importante mantener una regularidad en relación a los horarios de defecación y tomarse el tiempo para esto.

Más allá de esto el ejercicio físico es algo que puede ayudar a prevenir este problema El sedentarismo realmente no ayuda a aquellos que sufren de colon irritable, por lo cual será fundamental establecer un plan de actividad física aunque más no sean caminatas. Esto ayudará a mejorar las condiciones físicas generales e intestinales en particular.

Con respecto al uso de laxantes, por lo general los mismos se encuentran contraindicados, debido a que pueden traer fuertes dolores y cólicos. Los mismos tendrán que ser indicados por el médico. Aunque los mismos son de venta libre, muchas veces tomarlos solo empeora la situación. Estos son algunos consejos para el tratamiento del colon irritable que sobrepasan la especificidad de una dieta para el mismo configurando un abordaje general de esta patología.