redes sociales
 
StumbleUpon!
 

navegacion links
 

Eczema nervioso

El eczema nervioso es la irritación de la piel y consiguiente prurito causada por causas de orden psicológico. Los diversos estudios han identificado al stress con una de las principales causas del eczema nervioso. Por lo general la característica de este tipo de eczema es que resulta episódico, detonándose ante eventos stresantes que desbordan las capacidades de procesamiento del aparato psíquico. El eczema nervioso es considerado con una enfermedad psicosomática, entiendo esta última como una enfermedad que ocurre cuando los afectos no encuentran tramitación psíquica, descargándose directamente a través de cuerpo. El stres es aquí considerado como un estímulo persistente que actúa durante un tiempo prolongado y que desborda las capacidades del psiquismo de tramitarlo.

Por lo general los pacientes con eczema nervioso tienen ciertas características de personalidad entre las cuales se encuentra el nerviosismo constante, la rritabilidad, la preocupación excesiva en especial por temas de poca importancia, un comportamiento ritualista, entre otros. Con respecto al tratamiento del eczema nervioso, el mismo tendrá una variabilidad muy alta de acuerdo al paciente del cual estemos hablando.

eczema nervioso en una chicaEsto se debe a que el patrón de inervación del episodio en cada paciente tiene un origen diferente: no todos reaccionan con eczema nervioso ante las mismas situaciones, con lo cual no se puede establecer una regularidad en el tratamiento. El asunto no resulta tan fácil como dar una píldora o una crema, sino que es importante la reconstrucción de la situación que llevó a la aparición del eczema.

Cuando las personas con eczema nervioso realizan una consulta al dermatólogo, por lo general el mismo realiza una derivación a un especialista e salud mental de manera de poder complementar el tratamiento dermatológico con uno psicológico. Como decíamos anteriormente, la reconstrucción de las circunstancias o el patrón de inervación que sigue el paciente es realmente importante, en especial para poder prevenir futuras apariciones de la enfermedad. En el caso de algunos casos de eczema nervioso existen marcadores orgánicos de esta enfermedad, sin embargo en muchos otros no se encuentra una causa orgánica y allí es cuando la dimensión psíquica se comienza a explorar para ver la relación de la misma los suscitados episodios.

Situaciones de stress

eczema nervioso en la zona del brazoMás allá del trabajo terapéutico, lo recomendable para las personas con eczema nervioso es reducir las situaciones de stress. Por lo general el paciente puede identificar cuales son las situaciones que lo llevan a la aparición de un brote. Tras cierto tiempo de convivir con la enfermedad esto es detectable, por lo cual una buena psicoeducación enseña al paciente a concientizar al máximo estas situaciones de manera de poder evitarlas.

Muchas veces, debido a que las situaciones que detonan los brotes de eczema nervioso son inevitables, también se trabaja con la ayuda de técnicas cognitivas y comportamentales con el fin de poder mitigar el impacto del stress sobre el cuerpo. Esto muchas veces también es complementado con técnicas de relajación. A los pacientes que padecen esta enfermedad se les recomienda realizar actividades, como por ejemplo el yoga, que ayuden a conectar mente y cuerpo y a reducir el nivel tensional con el que vivimos todos los días.

En relación a la población afectada por esta enfermedad, hasta hace unos años se creía que eran solamente los niños quienes podían padecer de este tipo de eczema, sin embargo en los últimos años se ha confirmado que el factor stress incide en adolescentes y hasta en niños provocando esta patología. De hecho se ha notado que muchas veces debido a que los niños no tienen herramientas defensivas para procesar el stress, las consecuencias en ellos pueden ser más devastadoras que en los adultos, cuyo aparato psíquico ya se encuentra armado, y quienes poseen defensas más adecuadas para el tratamiento del stress en su fase aguda.

Para lograr el mejor tratamiento posible lo ideal será poder lograr una interrelación entre los profesionales de la dermatología y de la salud mental, trabajando conjuntamente en pos de la mejoría del paciente. Decimos esto, debido a que muchas veces los dermatólogos realizan derivaciones a los profesionales de la salud mental y luego el tratamiento queda partido entre las dos áreas, sin interconexión de las mismas y tratando al paciente de manera compartimentalizada. Lógicamente el dermatólogo tendrá saberes que pueden ayudar al paciente y que el psicólogo no tiene, y viceversa. Por eso creemos que los pacientes se pueden enriquecer tanto del trabajo conjunto.

Por las razones mencionadas anteriormente es importante pensar muy bien con quienes se realizará la consulta si detectamos una patología de este tipo, o si sospechamos que puede tener un origen nervioso. Antes de acudir a cualquier centro de salud lo mejor será poder pedir recomendaciones de manera de evitar caer en manos de profesionales no calificados para tratar este tipo de problemas y que en algunos casos puedan incluso agudizar el cuadro acrecentando los síntomas.