redes sociales
 
StumbleUpon!
 

navegacion links
 

Sífilis gestacional

Cuando hablamos de sífilis estamos hablando de una enfermedad de transmisión sexual producida por una bacteria espiroqueta que se caracteriza por ser una bacteria móvil cuyo diámetro es de 0,1 a 0,2 microcentimetros. La misma se multiplica mediante la división simple transversal y a diferencia de otras que pertenecen a su mismo orden, ésta solo se puede cultivar in vitro en un poco tiempo, siendo que tiene un máximo de supervivencia de aproximadamente 7 días estando a unos 35°C.

Existen diferentes clasificaciones para esta enfermedad y una de ellas es la sífilis gestacional la cual es diagnosticada durante la gestación del feto, el puerperio inmediato o bien, luego de un aborto. Vale destacar que en los tres casos, la enfermedad puede encontrarse en cualquiera de sus fases, aunque es mucho más común detectarla en la fase secundaria indeterminada. Como mencionamos, la sífilis es una enfermedad que atraviesa diferentes etapas pero para hablar de ellas es importante primero mencionar algunos de sus síntomas.

sifilis gestacional en bebesA diferencia de otras enfermedades similares a esta, la sífilis gestacional o en cualquiera de sus clasificaciones, no provoca la intensa respuesta del sistema inmune, sino que la bacteria, puede sobrevivir en un huésped durante muchísimas décadas.

Los síntomas son muchos y varían muy poco, y vale destacar que cuando la enfermedad surgió, antes de que se inventaran las pruebas serológicas, era imposible diagnosticarla con precisión. Uno de los mayores obstáculos y con el que aun hoy se lucha en algunos casos, es que esta enfermedad tiene la característica de presentar síntomas de otras enfermedades leves, lo cual antes hacía que el médico no le diera demasiada importancia. La mayoría de las mujeres que tienen esta enfermedad no lo saben debido a que es muy común que la misma aparezca dentro del cuello uterino, y una vez que la bacteria ha ingresado al organismo, se disemina con muchísima rapidez invadiendo gradualmente tanto órganos como tejidos.

Sus etapas

sifilis gestacional en los piesLa primera de esta enfermedad arranca luego de una periodo de incubación de alrededor de 6 semanas ya sean en el pene, la boca, la vagina o el ano del individuo. Por lo general se presenta una pápula indolora que se transforma rápidamente en una ulcera o llaga muy parecida al de una herida abierta; la misma se denomina Chancro.

Se caracteriza por ser circular u ovalada con los bordes rojizos y tiene una consistencia cartilaginosa. En los hombres, los chancros tienden a localizarle en el pena o en el interior de los testículos, aunque también existen casos en donde se alijan en el ano, dentro de la boca o incluso los genitales externos. Por su parte en el caso de las mujeres es mucho más común que se alojen en el cuello uterino y los labios genitales. Esta es la etapa en donde la enfermedad se vuelve altamente contagiosa debido a las secreciones que se generan en los chancros. Los mismos desaparecen luego de los 70 días aproximadamente, dando indicio de que la segunda etapa de la sífilis está por comenzar.

La segunda etapa puede aparecer incluso hasta un año después de la desaparición del chancro, y por lo general tiene una duración que varía entre los tres y los seis meses. Precisamente es en esta etapa en donde se puede detectar la sífilis gestacional. Los síntomas de esta fase se caracterizan por la aparición de rochas sin dolor las cuales se denominan como Clavos Sifilíticos, los cuales pueden localizarse tanto en las palmas de las manos como en las plantas de los pies; la falta de apetito es también un síntoma que acompaña esta etapa de la enfermedad. Los clavos también pueden aparecer en el pecho, la cara o la espalda aunque no es tan común, y también esta etapa se ve acompañada de malestares tales como el dolor de garganta, la fiebre, dolores en las articulaciones, la caída del cabello, y la perdida abrupta del peso.

Es importante destacar que los pacientes que sufren esta enfermedad no siempre llegan hasta la última etapa; alrededor del 60% de ellos logran hacerlo. Un detalle importante es que los clavos sifilíticos son altamente contagiosos, siendo que incluso, se puede contagiar alguien por el solo hecho de darla la mano a alguien si los fluidos se mezclan, la sea por una herida. Una vez culminada esta etapa, la bacteria permanece en el organismo del paciente durante mucho tiempo, hasta el comienza nuevamente el ciclo iniciándose la primera etapa.

La tercera fase de la sífilis gestacional o de cualquier otra clasificación, se la denomina como la etapa final, siendo que la enfermedad directamente atacará al sistema nervio o algún órgano vital. Esta es la etapa más grave a la cual se intenta que los pacientes no lleguen, siendo que en muchísimos casos, provoca la muerte. Algunos de los problemas que se presentan durante esta etapa son las cardiopatías, lesiones cerebrales, aneurismas, perdida de la coordinación de las extremedidades, los transtornos oculares y lesiones en la medula espinal. Generalmente en esta etapa se suele matar a la bacteria con penicilina, pero el daño que la misma haya hecho al cuerpo u organismo, es irreversible. No obstante es importante que se tenga en cuenta que si la sífilis es tratada a tiempo, la misma puede curarse.