redes sociales
 
StumbleUpon!
 

navegacion links
 

Gastritis crónica atrófica

Como mencionamos en algunos artículos de nuestro sitio, existen diferentes variantes de la gastritis, una de ellas es la gastritis crónica atrófica, la cual si bien se trata de una variante bastante rara, es una patología que se caracteriza por la destrucción de las células parietales y principales; esto deriva en una reducción de la secreción de los ácidos gástricos.

En primera instancia es importante destacar que el hecho de que una gastritis sea crónica quiere decir que la misma no es tratable en cuanto a la búsqueda de una cura, pero si puede neutralizarse mediante dietas y medicamentes específicamente recetados para estos casos, así como también disminuir sus síntomas.

gastritis cronica atrofica en el organoEn esta caso puntual podemos decir que la destrucción celular mencionada generalmente es el resultado de un proceso autoinmune, conocida como la gastritis tipo A, o bien, también puedes que sea consecuencia de un proceso evolutivo de la infección causada por la bacteria Pylori.

La gastritis atrófica puede ser el ultimo eslabón de una gastritis crónica y puede llegar a provocar la desaparición de los pliegues así como también la perdida parcial o total de la pared de la mucosa. Los factores desencadenantes son muchos y el diagnóstico por lo general se realiza a través de una endoscopia y de una biopsia para tener una mayor seguridad. En algunos casos, muchos profesionales consideran que la gastritis cronica atrófica es precancerosa, pero es algo que hasta el día de hoy aun no se ha podido determinar. Un detalle que resulta importante destacar es que el paciente que tiene gastritis crónica atrófica, y la situación se prolonga por mucho tiempo, asociándose directamente con el factor intrínseco, es común que esto derive en la aparición de anemia debido a una mala absorción de la vitamina B12.

Algunos aspectos importantes

celulas de una gastritis cronica atroficaAl mismo tiempo es importante mencionar que la disminución en los niveles de ácidos puede llegar a provocar una hiperplasia de las células productoras de gastrina que, en casos muy aislados, puede favorecer a la parición y desarrollo de tumores.

De todas maneras no podemos dejar de aclarar que deben transcurrir al menos veinte años padeciendo gastritis crónica atrófica para que se de la posibilidad de derivar en un cáncer gástrico, pero mas allá de eso es importante vigilarla especialmente cuando se trata de pacientes jóvenes, que son los que menos atención le prestan a los síntomas de este padecimiento y la gastritis crónica atrófica posee un patrón progresivo con la edad de los pacientes.La gastritis crónica atrófica, comienza como cualquier tipo gastritis, es decir, con los síntomas comunes de ardor estomacal, acidez y en casos mas agudos vómitos y nauseas, por eso es importante que incluso aunque se trate de algo controlable en tu organismo, es importantísimo que consultes con un medico en cuanto comiences a sentir los síntomas mencionados.

Como mencionaos en varios artículos de este sitio, la causa mas común de la gastritis es infecciosa, a través de una bacteria llamada helicobacter pylori y en este caso particular, hablando de la gastritis crónica atrófica, podemos decir que se presenta de una manera brisca mediante dolores epigástricos y como mencionábamos nauseas y vómitos.

Precisamente la importancia de tratar este cuadro con urgencia evitará que la gastritis se convierta en crónica. Como mencionamos, cualquier tipos de gastritis que sea crónica, no tiene una cura pero puede neutralizarse y cabe destacar que en lineas generales, los pacientes que padecen gastritis crónica atrófica deben recibir un tratamiento con inyecciones de suplementos vitaminicos B12.

Siendo que se trata de uno de los tipos de gastritis mas graves, especialmente con el avance del tiempo, es importante que consultes con tu medico en cuanto los síntomas aparezcan, considerando el hecho de que en este caso particular, la gastritis crónica atrófica es un tipo de gastritis bastante raro, por eso es fundamental detectarlo cuando antes para poder diferenciarlo de otros derivados de esta enfermedad y así poder aplicar un tratamiento adecuado para poder inhibir los síntomas y el avance de la enfermedad.