redes sociales
 
StumbleUpon!
 

navegacion links
 

HEPATITIS A

La hepatitis viral tipo “ A ”  es de comienzo repentino e incluye fiebre, malestar general, anorexia (pérdida anormal del apetito), nauseas y molestias abdominales, seguido en pocos días por ictericia (tinte amarillento de piel, mucosas y conjuntivas) . Durante la ictericia, la orina puede oscurecerse (coluria) y los excrementos aclararse (acolia).

SÍNTOMAS DE LA HEPATITIS A

La hepatitis “ A ” normalmente cursa en 3 a 6 semanas, aunque puede perdurar 20 semanas. En términos generales el restablecimiento completo se produce sin secuelas ni recurrencias, aunque a veces puede haber pacientes con hepatitis graves fulminantes que presentan una insuficiencia hepática aguda que puede llevarlo a la muerte. Últimamente, algunas de estas hepatitis requieren trasplante hepático. Muchas infecciones son asintomáticas, leves y sin ictericia (anictéricas). Sólo se las identifica con pruebas de laboratorio que investigan la función hepática.

AGENTE ETIOLÓGICO: es el virus de la hepatitis “A”.
RESERVORIO: es el humano.
PERÍODO DE INCUBACIÓN: es de 15 a 50 días, el promedio es de 28 a 30 días.
TRANSMISIÓN: La enfermedad se propaga de persona a persona por vía fecal - oral y lo hace generalmente desde 2 semanas antes de los primeros síntomas y alrededor de 1 semana después de enfermarse. Dado que los niños no son muy cuidadosos de las precauciones higiénicas, la Hepatitis A puede propagarse rápidamente dentro de las escuelas.
DIAGNÓSTICO: El diagnóstico se confirma con el estudio del suero del paciente, por la detección de anticuerpos: (inmunoglobulinas antihepatitis A) (IGM A).
TRATAMIENTO: No hay tratamiento específico, sólo medidas higiénico dietéticas: hidratación, reposo, y dieta a base de hidratos de carbono.

PREVENCIÓN DE LA “HEPATITIS A” A TRAVÉS DE LA VACUNAvacuna específica: antihepatitis “A” .

¿Por qué se debe vacunar?

  1. La enfermedad se propaga con facilidad donde hay escasa higiene.
  2. Los niños pequeños presentan un riesgo particular de infección.
  3. No hay ningún tratamiento específico.
  4. Sólo son inmunes quienes ya han tenido la enfermedad o están vacunados.
  5. La vacunación proporciona una protección duradera.
  6. Las vacunas han demostrado  eficacia y seguridad.

¿Quiénes deben vacunarse?

  1. Los niños son más proclives a la infección. (Conviene vacunarlos un mes antes de la exposición en los colegios).
  2. Personas en contacto con niños que concurren a guarderías (padres, personal, etc.)
  3. Quienes manipulan alimentos.
  4. Trabajadores de la sanidad (especialmente los que asisten a niños como médicos pediatras y  enfermeras de la Sala de Pediatría)
  5. Viajeros
  6. Pacientes con afección hepática crónica

Actualmente se administra la vacuna de Hepatitis A los niños nacidos después del año 2003, en todos los hospitales públicos de la ciudad de Buenos Aires.