redes sociales
 
StumbleUpon!
 

navegacion links
 

TRATAMIENTO CON BENZODIACEPINAS

Las benzodiacepinas corresponden a un grupo de fármacos que actúan eficazmente en las neurosis ansiosas, por lo cual se denominan “ansiolíticos”, siendo los medicamentos mas recetados en el mundo, que en los últimos 20 años, fueron sustituyendo en gran parte a los barbitúricos para el tratamiento de los trastornos de la ansiedad. Son psicofármacos eficaces y con escasos efectos secundarios, (menos del 10% de los pacientes refiere dichos efectos). Cabe destacar que existen otro grupo de medicamentos con acción ansiolítica, que no son derivados benzodiacepinicos.

Generalidades sobre Benzodiacepinas

tratamiento+benzodiacepinas

tratamiento benzodiacepina

El criterio clínico para su prescripción se basa en los siguientes elementos:
a) su eficacia para el tratamiento de la ansiedad, el insomnio y el estrés.
b) la escasa acción secundaria en el organismo.
c) la corta duración del tratamiento.

Las indicaciones más importantes para el tratamiento con benzodiacepinas son:

  • Trastornos generales de la ansiedad
  • Síndrome ansioso-depresivo
  • Trastornos del sueño
  • Ansiedad asociada a neurosis fóbica
  • Estrés postraumático
  • Síndrome de abstinencia durante el tratamiento de adicciones
  • Ansiedad asociada a patologías orgánicas
  • Efecto de relajación del músculo estriado
  • Crisis convulsivas
  • Ansiedad del paciente en el pre-operatorio.

tratamiento+benzodiacepina

tratamiento con benzodiacepinas

Tratamiento con benzodacepinas y adiccion

El tratamiento con benzodiacepinas no crea tanta adicción como se dice, siempre que se cumplan las siguientes pautas en el tratamiento:
• que suspensión de su administración se realice de forma gradual,
• que se hayan utilizado para fines adecuados
• que no se hayan administrado conjuntamente con otros medicamentos o sustancias depresoras del S.N.C. como los barbitúricos o las bebidas alcohólicas

Tratamiento con benzodiacepinas : Formas de administracion

El tratamiento con benzodiacepinas se realiza preferentemente por vía oral, y esta forma de administración, hace que se absorbida con facilidad, alcanzando la máxima concentración en las primeras cuatro horas. En consecuencia, su biodisponibilidad es casi completa. Además, las benzodiacepinas atraviesan rápidamente la barrera hematoencefálica y su almacenamiento se produce en el tejido cerebral y en el tejido adiposo. También puede atravesar la barrera placentaria, pudiendo llegar en forma de compuesto primario a la sangre del feto. Otra consecuencia indeseable, es su alta liposolubilidad, que posibilita llegar a la leche materna. Estas dos últimas evidencias, contraindica su prescripción durante el embarazo y la lactancia.
Los efectos adversos de las benzodiacepinas (menos del 10%) más habituales son: la sedación acentuada, somnoliencia y el déficit de la capacidad de atención y concentración, que generalmente aparecen durante la primera semana del tratamiento y que mejoran al disminuir la dosis diaria del fármaco.

Efectos producidos por el tramiento con benzodiacepinas

Las Benzodiacepinas producen un efecto inductor del sueño, que depende de la dosis prescripta. (a mayor dosis, mayor posibilidades de actuar como psicofármaco hipnótico). Su uso, sin embargo, debe circunscribirse al tratamiento a corto plazo del alcoholismo. También el tratamiento con benzodiacepinas se utiliza en la terapia de la abstinencia alcohólica aguda. Puede administrarse tanto en pacientes que padezcan esta adicción, pero que sean ambulatorios, con un cuadro de abstinencia leve-moderado, como aquellos ingresados a un establecimiento con cuadros más graves de deprivación, pero en dosis mas elevadas. Otras indicaciones del tratamiento con benzodiacepinas son las patologías que se manifiestan por trastornos de la musculatura estriada (contracciones, espasmos) en los que se requiere miorrelajación, como también en algunas formas de epilepsia.

Contraindicaciones de las benzodiacepinas

Las Benzodiacepinas están contraindicadas o deben emplearse con precaución en las siguientes situaciones (sean fisiológicas o patológicas):
• Miastenia gravis
• Glaucoma de ángulo estrecho
• Insuficiencia respiratoria severa
• Apnea del sueño
• Alcoholismo o toxicomanía
• Gestación (especialmente en el primer trimestre)
• Lactancia
• Insuficiencia renal grave
• Insuficiencia hepática, en este caso se debe optar por otro psicofármaco del tipo del lorazepam.
• Los ancianos son muy susceptibles al efecto de la sedación, pudiendo provocar dificultad motora en miembros inferiores y caídas. Conviene siempre comenzar con dosis reducidas.

El acostumbramiento o la dependencia que puede ocasionar el tratamiento con Benzodiacepinas es relativamente rara y ocurre cuando el paciente tiene antecedentes abuso de otras drogas o de bebidas alcohólicas. También es muy baja la prevalencia de casos de sobredosis con este medicamento, salvo que el paciente consuma otros psicofármacos depresores del S.N.C. o sustancias depresoras, como bebidas alcohólicas. Los síntomas de sobredosis se manifiestan por: sueño, obnubilación, relajación profunda de la musculatura estriada y depresión de la función respiratoria.