redes sociales
 
StumbleUpon!
 

navegacion links
 

Tratamiento para la caspa

La caspa es un mal que aqueja a muchos individuos y esto se debe a que no siempre es fácil de eliminar, todo depende del tipo de caspa que se tenga, si es aguda o leve, y del cuero cabelludo del paciente afectado. Lo bueno es que con el correr de los años, tanto la industria farmacéutica como los inventores de remedios caseros, comenzaron a producir diversas soluciones para la caspa, y es así, que hoy tenemos diversos medios para eliminarla.

Para poder elegir el mejor tratamiento, ya sea natural o químico, se debe determinar primero el tipo de caspa que se padece, se puede clasificar a la misma en seca y grasa.

tratamiento para la caspa con shampooAunque ambas tienen orígenes diversos, lo que se sabe es que cuando cualquiera de ellas se hace presente, el causante de su permanencia es el mismo, el hongo Malassezia globosa. Las ventajas de los tratamientos para la caspa naturales son muchas, pero existe un beneficio que los eleva sobre el resto: ataca la patología desde su raíz y por tres frentes.

Pero para poder obtener un éxito del 100% en el tratamiento, se debe ante todo combatir al hongo, dentro de los remedios caseros más recomendados para esta acción tenemos al aceite de árbol de té, que se debe administrar de manera local. Pero este té, no es el único que actúa como fungicida, el zinc es muy bueno para poder deshacernos de la caspa, es por ello que los dermatólogos recomiendan productos que lo contengan seguido de una dieta cuyo menú incluya ostras, pavo y frutos secos, entre otros alimentos.

La siguiente fase

tratamiento para la caspa en el peloCuando hemos combatido el hongo se debe pasar a la siguiente fase, la de prevenir la reaparición de caspa de tres maneras diferentes: los shampoos y acondicionadores suaves permiten prevenir esta afección, nunca debemos escatimar en los precios, ya que un mal enjuague puede traernos serias consecuencias en el cuero cabelludo.

Pero esto no termina aquí, la alimentación es esencial para nuestro cabello, ya que la piel y éste se encuentran íntimamente vinculados: los alimentos ricos en Vitamina A como los lácteos, los huevos y las vísceras son óptimos. Los productos ricos en silicio, la levadura de cerveza y el aceite de onagra son muy buenos para nutrir y fortalecer la piel, disminuyendo el riesgo para el cuero cabelludo de contraer caspa. Los purificantes de la piel pueden ayudar a los casos más agudos de caspa, los aceites de tomillo y romero nos ayudan a encontrar un perfecto equilibrio de nuestras secreciones sebáceas que emana el cuero cabelludo.

Tratamientos según el tipo de caspa

Los tratamientos para la caspa varían de acuerdo al tipo de caspa que estemos padeciendo, no se tratará de la misma forma a la caspa seca que a la de tipo graso; en el primer caso, lo que se trata de hacer es administrar terapias tópicas a base de óleos y que sean de índole regenerativas. Mientras que en el segundo caso se opta por un tratamiento más astringente y alcalino para que sea mucho más efectivo.

Para la caspa grasa, existen algunos aceites indicados como el de ortiga y lúpulo; y para la caspa seca, el de rosa mosqueta y argán. El aceite de árbol de té, es muy bueno para tratar ambos tipos de caspa debido a que cuenta con propiedades astringentes y regenerativas. En el caso de que deseemos tratamientos más convencionales, podemos utilizar un shampoo anti-caspa que contenga alquitrán de hulla, zinc y ácido salicílico; bajo ninguna circunstancia se deben aplicar colonias o perfumes en el cabello. Se debe evitar utilizar cualquier tipo de peine o cepillo que haya estado en contacto con el cuero cabelludo de otra persona, ya que la caspa se contagia muy rápidamente y de forma fácil. Tampoco debemos excedernos con las tinturas; si notamos que el problema se torna grave, entonces debemos consultar con el dermatólogo, en especial si notamos signos de descamación y picazón.