redes sociales
 
StumbleUpon!
 

navegacion links
 

TRATAMIENTO DE VARICES

Llamamos varices a aquellas venas que se encuentran dilatadas permanentemente en las que existe reflujo. Este factor implica que la dirección de la corriente sanguínea en ellas se encuentre invertida con relación a lo que es considerado como normal. En los miembros inferiores se sabe que el sentido de la circulación normal es de las venas superficiales hacia las profundas, y desde estas últimas hasta el corazón. Las varices son parte de un grupo de enfermedades muy comunes, se encuentra difundida por todo el mundo y podemos afirmar que esta enfermedad tiene una gran tendencia a reaparecer luego de haber sido tratada.

eliminacion+de+varicesEstas venas varicosas se hacen presente en mayor parte en las mujeres, muchos médicos aseguran que esto se debe a razones genéticas y hormonales, en cuanto a lo primero:

Existen individuos que por razones constitucionales, hereditarias, tiene una predisposición para generar várices, a este factor se lo llama “terreno varicoso”. En cuanto a lo segundo: las hormonas que son producidas por los ovarios hacen que se relajen las fibras musculares que se encuentran en la pared venosa, favoreciendo así la aparición de las várices. Además de estos dos factores, hay otros causantes de varices: la obesidad y tareas realizadas de pie que requieren mucho tiempo en esa posición. Las várices no ocasionan un gran riesgo para la salud de la persona afectada, pero producen severas molestias como hinchazón de tobillos y pies, cansancio y dolor de piernas entre otras cosas.

TRATAMIENTO PARA LAS VARICES

tratamiento+de+varicesExisten diversos tratamientos para disminuir las várices, cada uno es aplicado acorde a la gravedad de la situación de cada uno. Hay técnicas que se desarrollaron en donde se tratan las venas perjudicadas desde adentro, éstas tienen el nombre de ablación de radiofrecuencia endovenosa y ablación por láser. Dichas técnicas proveen alternativas menos invasoras que la cirugía común, los procedimientos de ablación utilizan energía térmica (de ondas de radio o fuentes de láser) para sellar la vena afligida. Se requiere anestesia local y después de la operación no hay síntomas dolorosos, estos procedimientos se realizan en pacientes ambulatorios.

La ablación endovenosa es un método seguro, eficaz y fácil para eliminar las várices, especialmente aquellas que causan ulceración, por lo general, las venas en las piernas recuperan el curso normal de la sangre hacia el corazón.

operacion+de+varices

Operacion de varices

No se necesita una preparación especial para llevar a cabo la ablación, pero en algunos casos, los especialistas piden llevar gafas protectoras cuando los laceres están en uso, en caso de que haya pacientes que consuman arraladores de sangre, el médico suspenderá dicha medicación antes de realizar el procedimiento para evitar riesgos de contusiones y sangrado.
El aparato utilizado para este procedimiento de eliminación de varices consiste en una varita de ultrasonido que se utiliza para estudiar la vena y seguir su curso, también para guiar la inserción del catéter y poder calcular la eficacia del procedimiento. La punta interior del catéter varía según si tiene fibra de láser o electrodos de radiofrecuencia, por fuera podemos ver únicamente la cubierta de plástico a través del cual el radiólogo pasa el catéter.

A diferencia de los procedimientos antiguos con respecto a las várices la ablación endovenosa utiliza un catéter o un tubo pequeño insertado a través de una pequeña muesca en la piel. Antes y durante el procedimiento, el radiólogo examinará la vena afectada mediante un monitoreo no invasor por ultrasonido para mirar debajo de la superficie de la piel. En vez de usar rayos-x, el ultrasonido genera cuadros con ondas de sonido cuyo tono es demasiado alto para poder ser oído y no hay riesgo asociado con la radiación.

Para comenzar con este procedimiento se adormece la piel y se inserta una pequeña aguja en la vena del reflujo guiado por el ultrasonido, luego se introduce el catéter previamente mencionado para administrar la energía láser o de radiofrecuencia, todo esto calienta la vena y la sella.

La vena enferma se encoje y la cicatriz se va a ir disminuyendo después del tratamiento, las venas tratadas de forma exitosa con este procedimiento tiene poca posibilidad de reabrirse o ocasionar problemas posteriores. Lo que el paciente siente al realizar este tratamiento es un adormecimiento en la pierna debido al anestésico local, cuando ya se haya administrado la energía térmica, la vena debe estar adormecida y sin dolor, por lo general la ablación dura alrededor de una hora.
Además de este procedimiento quirúrgico existen algunas alternativas casera como: no permanecer de por mucho tiempo o la utilización de medicamentos recetados por un especialista.