Acné

Análisis de los distintos tipos de acné, sus causas y la evolución de ambas fases del programa biológico a través de la Nueva Medicina Germánica, la medicina del futuro!

Sobre la piel y las glándulas sebáceas

La piel consta de dos capas: la epidermis (piel externa) y el corion (dermis o debajo de la piel). La función de la dermis, la cual es relativamente gruesa, es proteger el organismo contra lesiones y ataques. Incrustadas en la dermis se encuentran glándulas sebáceas y glándulas sudoríparas. 
La dermis, incluidas las glándulas sebáceas y las glándulas sudoríparas, se originan en el antiguo mesodermo y, por lo tanto, se controla desde el cerebelo.

Solicite una consulta personalizada para entender el mensaje biológico, descubrir y resolver el conflicto, comprender los procesos biológicos experimentados en el cuerpo y buscar estrategias para lograr un estado de bienestar. 

Acné: conflicto

El acné está, en términos de Nueva Medicina Germánica, vinculado a un conflicto de ataque o un conflicto de “sentirse sucio”.

El acné aparece más comúnmente en la cara, especialmente en la pubertad, ya que los adolescentes son mucho más vulnerables en cuanto al valor de su apariencia. Sentirse poco atractivo o no tener buena apariencia puede, por lo tanto, conducir fácilmente al acné. Además, los años de la adolescencia son el momento en los que hay más confrontaciones con sus pares o en grupos de pertenencia (ataques verbales) o bien con adultos (padres, maestros, autoridades). 

Glándulas sebáceas = Fase de sanación = Acné

Las glándulas sebáceas son glándulas exocrinas que secretan una sustancia grasa (denominado sebo) para lubricar la piel. Son más abundantes en la cara y el cuero cabelludo. La angustia por la calvicie (una preocupación típica masculina) o sobre un peinado o el color del cabello (una preocupación femenina típica), podrían ser la causa subyacente de tener un cuero cabelludo grasiento o dermatitis seborreica.

La inflamación con hinchazón, enrojecimiento y pústulas llenas de pus ya es la fase de curación asistida por bacterias (propionibacterium acnes). En esta etapa es cuando se realiza la consulta con el especialista en dermatología. A este tipo de proceso se lo conoce comúnmente como “granos” o científicamente como “comedones cerrados”. Durante la fase de conflicto activo, la piel aparece llena de baches. Dependiendo de la intensidad del conflicto, la condición varía desde pequeños granos hasta una condición grave de la piel. 
Un forúnculo, también conocido como absceso de la piel, es un nódulo lleno de pus producido por la actividad bacteriana en la dermis. La forunculosis se produce con gran inflamación de las zonas afectadas. Un furúnculo también podría originarse en el tejido conectivo; en este caso, el conflicto relacionado es un conflicto de auto devaluación.

La teoría de que el acné está relacionado con cambios hormonales no es concluyente, porque no todos los adolescentes tienen acné y los adultos también lo tienen.

NOTAS:

En términos evolutivos, el corion se desarrolló junto con la pleura, el peritoneo y el pericardio.

Por lo general, la aparición del acné en sí mismo (sentirse “manchado”, desagradable o sucio en la cara) es lo que retrasa la finalización del proceso de sanación conformando un círculo vicioso de continuas recaídas en el conflicto.

Envíenos su

Si llegó hasta acá es porque le resultó interesante la Nueva Medicina Germánica

Ir arriba