Parálisis Facial

Análisis completo sobre la parálisis facial a través de la visión de la Nueva Medicina Germánica, la medicina del futuro!

Entendiendo la parálisis facial

La parálisis facial es una respuesta biológica a un conflicto en especial, experimentado por la persona de una forma determinada. La duración y sintomatología del episodio es directamente proporcional a la masa del conflicto y el proceso de sanación sólo ocurre posterior a la conflicto-lisis. 

Solicite una consulta personalizada para entender el mensaje biológico, descubrir y resolver el conflicto, comprender los procesos biológicos experimentados en el cuerpo y buscar estrategias para lograr un estado de bienestar. 

Parális de Bell o facial: conflicto

La parálisis de Bell con parálisis o debilidad de los músculos en un lado de la cara ocurre en la fase de conflicto activo de un conflicto de «pérdida de vista».
La contracción facial o los tics faciales suelen producirse durante la crisis epileptoidea.

Parálisis de Bell: descripción

Los músculos faciales son inervados por el nervio facial (séptimo nervio craneal) que también inerva los dos tercios frontales de la lengua, el músculo del párpado superior, los conductos lagrimales y el músculo del estribo de la oreja. 

Los síntomas de la parálisis de Bell, por lo tanto, incluyen debilidad de la lengua que afecta el habla y la deglución (hormigueo o entumecimiento de la lengua y una pérdida del gusto originada en la rama sensorial del nervio facial), cierre incompleto de los labios, lagrimeo excesivo y una mayor sensibilidad al sonido (hiperacusia) ). La rama motora del nervio trigémino (quinto nervio craneal), que proporciona control motor a los músculos de la mandíbula, afecta las funciones motoras, como morder y masticar.

FASE DE SANACIÓN: Durante la fase de cicatrización, el músculo atrofiado se reconstruye a través de la proliferación celular con inflamación debido al edema (acumulación de líquido). La retención de agua concurrente (el SÍNDROME) aumenta considerablemente la hinchazón. En la medicina convencional, una gran inflamación a menudo se diagnostica como un sarcoma muscular (miosarcoma) o «sarcoma de tejido blando» (vea también sarcoma de tejido conectivo).

Hagamos contacto

Envíenos su

NOTAS:

La parálisis facial también puede ocurrir cuando un edema cerebral cerca del centro de control de los músculos faciales se expulsa durante la Crisis Epileptoide, por ejemplo, una gran inflamación en el relevo cerebral del oído interno.
Además, si un edema cerebral vecino comprime el nervio trigémino, el edema puede bloquear la transmisión de los impulsos nerviosos que causan parálisis facial y entumecimiento facial, ya que el nervio trigémico tiene una parte motora y sensorial.
Si la parálisis facial es causada por un conflicto biológico o el resultado de un edema cerebral ubicado cerca del cerebro, el relé de los músculos faciales se puede determinar fácilmente a través de una TC cerebral.

Si llegó hasta acá es porque le resultó interesante la Nueva Medicina Germánica