Sarpullido en las manos

Vision de la NMG sobre el sarpullido

El sarpullido genital puede abarcar una gran cantidad de patologías relacionadas con la piel.

Contenido de escuela

Realmente son muchos los factores por los que se tienen sarpullidos en el cuerpo, es decir medicamentos, alimentos, estados de ánimo, etcétera. Es en esta oportunidad que vamos a referirnos al tema del sarpullido en adultos, para saber detectar cuál es su orígen y cuáles son los tratamientos a seguir en cada caso.

En muchos casos puede haber picazón, bultos, ampollas, y escamas, y puede presentarse muchas veces con dolores de cabeza, extremidades, y fiebre, cuando esto sucede, hay que concurrir al médico, para que haga un diagnóstico de la enfermedad y del orígen de ese sarpullido.

Dentro de la lista de causas frecuentes por las que vemos sarpullido en adultos es por el calor, por infecciones, por la ingestión de sustancias que le provocan alergias, y también por genética pura, es decir alergias a determinados perfumes, lociones, jabones, el calor, etcétera. Es decir que la genética en casi todas las enfermedades, tiene una importancia enorme, por ejemplo puede transmitirse de padres a hijos, así de padres alérgicos puede que tengan hijos o nietos alérgicos.

Tenemos que tener en cuenta, en dónde vive, donde y con qué trabaja, o con qué productos, está en contacto la persona que padece, ya sea momentáneamente, o en forma repetida de sarpullido en todo su cuerpo, porque en viviendas en donde no hay cuidados higiénicos, y hay animales como perros gatos, o gallinas, estas pueden ser las causas de las que alguien o todos padecen estas ronchas, o sarpullidos.

Es en este caso que hay que aislar a los animales infectados con pulgas, garrapatas o ácaros, para su limpieza completa, y se deben lavar todos los utensilios de uso, y las ropas de cama, así se mantendrá limpio todo el entorno. Lo mismo para las personas que trabajan con ciertos insecticidas o con animales, pueden en algún momento de su vida experimentar sarpullidos.

Algunos sarpullidos en adultos, se pueden desarrollar de manera inmediata y en otros casos de manera más esporádica. Tenemos que tener en cuenta que algunos productos que usamos pueden traernos sarpullidos cuando: están con fechas vencidas, cuando son expuestos a los rayos del sol, o cuando tienen algunos componentes entre sus ingredientes que les causan alergias. En el verano, se pueden presentar sarpullidos en adulto por el calor, que no revisten gravedad, y ceden cuando nos refrescamos con un baño y el cambio de ropas más suaves y livianas, es por ello que si tenemos propensión a este tipo de eritemas, no hay que excederse en las ropas, sobre todo durante las épocas estivales.Para comenzar a hablar acerca del sarpullido en manos, será necesario que comprendamos algunas de las características generales que presentan los sarpullidos. En general, los sarpullidos en erupciones de la piel, que generan molestias y picor constante en algunas zonas del cuerpo más propensas a ello.

Hay distintos tipos y grados de sarpullidos cutáneos, para cada uno de ellos existe un tratamiento específico pero es importante saber, que siempre es mejor evitar que curar, por lo que siempre debemos estar atentos a la limpieza e higiene corporal en forma constante, para evitar que esto ocurra.Como todos sabemos, las manos son las partes de nuestro cuerpo que más utilizamos, al igual que los pies pero las primeras, se encuentran en permanente contacto con elementos que también tienen contacto con otras personas, por eso es que están a expensas de microbios que pueden provocar este tipo de afecciones en nuestra piel. En el caso del sarpullido en manos, también hay diferentes grados de gravedad y cuando el sarpullido está muy avanzado podemos visualizarlo fácilmente.

Para darnos cuenta de que estamos en presencia de un sarpullido en nuestras manos, debemos estar atentos y conocer los síntomas. En general, el sarpullido es algo que se genera posteriormente a lo que lo provocó, es decir que durante los primeros días es probable que en cuanto a lo visual, no encontremos ningún tipo de reacción extraña, pero tenemos picor en dicha zona. A los pocos días, el sarpullido ya será visible y en este caso, es común que podamos ver pequeños puntos de color rojo como ronchas que recubren toda la piel de nuestras manos, sea entre medio de los dedos, en los nudillos y hasta las muñecas.

Hay distintos grados de gravedad como bien hemos dicho antes, pero por eso es que será necesario tratarlo con anticipación mediante cremas y tomar medicamentos vía oral, para que alivie la picazón y a nivel visible, mejore paulatinamente. Si la gravedad del sarpullido en manos es notable, podremos observar grandes ronchas que pican y molestan y en este caso, debemos dirigirnos rápidamente al médico para que nos brinde una solución a este problema. Las manos, como hemos dicho en párrafos anteriores, son la parte del cuerpo que más utilizamos y se encuentra en permanente contacto con elementos que pueden estar infectados, por eso es que el lavado de las mismas es esencial con jabón blanco neutro o anti bacterial.

foto de un sarpullido en las manos
tratamiento de los sarpullidos en manos

Productos para tratarlos

Un elemento muy efectivo del que podemos dar uso para este caso, es alcohol el gel pero únicamente cuando ya estemos curados del sarpullido o para evitar contraerlo obviamente ya que cuando la piel ya tiene el sarpullido, está muy delicada y no cualquier producto podrá curarla. Existen pieles muy sensibles que no pueden estar al contacto de ciertos materiales como por ejemplo, el látex el material del que están hechos los guantes para lavar platos. El agua caliente, también puede ser un factor que lo incremente ya que lo que hace es, secar la piel, impidiendo que ésta pueda hidratarse.

Las personas que se encuentran en constante contacto con agua caliente, productos de limpieza de platos químicos y guantes de látex son más propensas al sarpullido en manos. Por eso es que, ante la presencia de la comezón y las ronchas en la piel y en la zona de las manos, debemos consultar rápidamente a nuestro médico que nos indicará el tratamiento que deberemos realizar, teniendo en cuenta una marca específica de jabón, cremas y medicamentos.

Pero también debemos aportar desde nuestra parte: la limpieza e higiene periódica de nuestras manos, pensemos que debemos lavárnoslas en forma constante, por el permanente contacto con elementos que pueden estar muy sucios e infectados. El uso de transporte público por ejemplo, incrementa el riesgo de contraer sarpullido en manos, debido al contacto permanente con pasa manos, caños para sostenerse y demás que la mayoría de las personas toca. Jabones desinfectantes, alcohol en gel y cremas hidratantes para que nuestras manos estén limpias es la clave, al igual que cortarnos las uñas periódicamente, ya que si las mismas están largas se acumulará suciedad y microbios que pueden generar urticaria y dermatitis en la piel si es que nos rascamos con esas uñas sucias.

También es importante estar al tanto de los productos a los que somos alérgicos y a los que nuestra piel puede soportar, ya que existen productos químicos que dañan nuestra piel y quizás no estemos enterados de ello. Como bien hemos dicho anteriormente, la mejor opción siempre es prevenir que curar, ya que muchas veces puede tornarse hasta tortuoso el tema de rascarnos permanentemente y no soportar la picazón. Los productos que debemos aplicar, muchas veces son caros y no todas las personas tienen el dinero para comprarlos, por eso es que la mejor opción será asearnos periódicamente y estar al tanto de los productos que son aptos para nuestro tipo de piel.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *